Amazon

sábado, 27 de septiembre de 2008

Actuando para el cambio .14

Creación de grupos de jóvenes para seguir siendo seronegativos

Las estadísticas de prácticas de riesgo entre adolescentes son apabullantes.(En algún estudio se muestra que más de un 40% de chicos gays,sexualmente activos, han practicado coitos anales sin preservativos, en el año anterior). Esto hace que las posibilidades de contagio sean bastante altas entre la población que se inicia en el sexo.
Muchos chicos piensan que si practican sexo con otros bastante jóvenes, o guapos y con apariencia fuerte y sana, es imposible que se contagien. O simplemente piensan con mentalidad adolescente(¡a mí no me va a pasar!); o asumen riesgos, de forma extrema, sin medir posibles consecuencias.O no quieren desaprovechar una oportunidad,(¡con el trabajo que me ha costado conseguirla!).O están muy pedos de alcohol o drogas y no pueden tomar decisiones responsables.

Una posibilidad de conseguir permanecer seronegativos, es la participación en grupos de adolescentes, en los que se hable de las dudas sobre las prácticas sexuales y el sexo seguro.Y del uso del alcohol y drogas en sus momentos de diversión. De como usar los preservativos de forma adecuada. De como evitar situaciones en las que no se pueda controlar. De como negociar el sexo seguro con la otra persona y no dejarse llevar por las circunstancias. Y hacer un trabajo de concienciación sobre la importancia del contagio del VIH y otras Enfermedades de Transmisión Sexual.Y aclarar mitos o errores sobre la sexualidad en general.
El ver que es una preocupación de otros iguales, ayuda a identificarse con la actitud de autoprotección, y que el usar preservativos es "cool", así como las prácticas seguras. Y que es mejor no hacer, que hacer mal, para uno.

En EEUU exiten unos grupos llamados Mpowerment Project.(http://www.mpowerment.org/) que podrían servir de modelo a esta propuesta.

Estos grupos los pueden proponer profesores, asociaciones gays, grupos antisida, o cualquier organización que trabaje por la salud de adolescentes y jóvenes gays.

lunes, 22 de septiembre de 2008

Marcado incremento de la esperanza de vida de las personas con VIH

Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH
La noticia del día
19-09-2008

Marcado incremento en la esperanza de vida de las personas con VIH

Iniciar la terapia antirretroviral con más de 200 CD4 se muestra como un buen factor de predicción

Francesc Martínez - 19/09/2008

Sobre la esperanza de vida de las personas con VIH en la era de la terapia antirretroviral de gran actividad (TARGA) se han realizado un número limitado de estudios. Además, los continuos cambios terapéuticos han ido dejando obsoletos los resultados obtenidos. Con la intención de obtener un análisis actualizado de la esperanza de vida, se publicaron en The Lancet, en la edición de 26 de julio, los resultados de un análisis de 14 cohortes de pacientes de países occidentales donde hay acceso a TARGA. (terapia antirretroviral de gran actividad)
Un equipo internacional de investigadores aunó esfuerzos para revisar los registros de más de 43.000 personas con VIH de EE UU, Canadá y algunos países europeos. Los requisitos para ser incluidos en el estudio fueron tener una edad mínima de 16 años y ser naive respecto a cualquier tratamiento anti-VIH, en el momento de empezar a tomar la TARGA. Los registros se agruparon, según el momento de inicio de esta terapia antirretroviral de gran actividad, en los periodos siguientes: 1996-1999, 2000-2002 ó 2003-2005. Los datos se estratificaron según sexo, recuento de CD4 al comienzo del tratamiento e historial de la persona respecto al uso de drogas inyectables.
Los autores del estudio predijeron que una persona que inició la TARGA a los 20 años, entre 1996 y 1999, tendría una esperanza de vida de 56 años. Por otro lado, calcularon que una persona que la empezó a los 20 años, entre 2003 y 2005, podría vivir hasta los 69. Los investigadores sugirieron que las personas que comenzaron la TARGA con un recuento de CD4 de 100 células/mm3 verán su esperanza de vida reducida unos diez años al ser comparados con aquéllos que la iniciaron por encima de 200 células/mm3. También se predijo una reducción de diez años en la esperanza de vida de los usuarios de drogas inyectables (UDI) respecto a aquéllos que nunca las han utilizado.
El promedio de la esperanza de vida en los países industrializados para una persona sin VIH es de unos 80 años.
Cabe destacar que los continuos avances terapéuticos incrementarán la esperanza de vida durante los próximos años, por lo que los valores aportados por el estudio deben tomarse con reservas. No obstante, los resultados del análisis nos permiten observar una clara tendencia a la mejora. Además, el doctor David Cooper, del Hospital Universitario de Nueva Gales del Sur en Sydney (Australia), manifestó que iniciar la TARGA con un recuento de CD4 mayor, como por ejemplo 500 células/mm3, podría acercar todavía más la esperanza de vida de las personas con VIH a la de la población general.
El aspecto negativo es que estos resultados llevan a la reflexión sobre la necesidad del acceso universal a la mayor cantidad de fármacos diferentes posible, ya que en la posibilidad del uso de un mayor número de antirretrovirales radica la capacidad de incrementar la esperanza de vida. Desgraciadamente, en la mayor parte del mundo se está todavía muy lejos de los países analizados en este estudio.

Fuente: AIDSmeds.com.
Referencia: Antiretroviral Therapy Cohort Collaboration. Life expectancy of individuals on combination antiretroviral therapy in high-income countries: a collaborative analysis of 14 cohort studies. The Lancet. Jul 26, 2008; 372(9.635): 293-299.


"La Noticia del Día" es un servicio gratuito de información en español sobre tratamientos del VIH.
Puedes subscribirte en http://www.gtt-vih.org/actualizate/suscripciones o darte de baja en http://www.gtt-vih.org/actualizate/cancelar_suscripcion.
Las noticias anteriores pueden consultarse en nuestro sitio de internet: www.gtt-vih.org. Grupo de Trabajo sobre Tratamientos del VIH (gTt). Barcelona (España). Con el apoyo de la Secretaría del Plan Nacional del SIDA. Ministerio de Sanidad y Consumo (España). http://www.msc.es/ciudadanos/enfLesiones/enfTransmisibles/sida/home.htm

Video informativo sobre VIH, SIDA




Este vídeo explica bastante claramente en que consiste el VIH, el SIDA, como se transmite y como prevenirlo.
Puede resultar un poco raro escuchar VIH como BIH, pero es como lo dicen en Venezuela.

lunes, 15 de septiembre de 2008

Volver a cambiar de acera

No es muy frecuente, pero algunos gays y lesbianas deciden, en algún momento de su vida, “cambiar de acera”, hacia lo que consideran una “vida normal”. Desean tener familia y niños, pero por la vía tradicional. Pasan de vivir su homosexualidad a una heterosexualidad asumida como lo deseable, el ideal perdido, o la única realidad social posible (para ellos).
De estos casos se habla poco, pues muchas veces se les hace un cierto ostracismo entre los propios gays, o porque, ellos mismos, se apartan como si pudieran volver a “contagiarse” de los deseos que han tenido que dejar atrás voluntariamente.
En algunos casos puede que sean bisexuales, que viven su bisexualidad de manera diacrónica: ahora soy gay, luego hetero, más tarde, quizás, otra vez vuelvo a tener una vida gay en encuentros casuales…
Lo triste de todo esto es que se tenga que vivir como situaciones excluyentes: o soy una cosa o soy otra. Cuando la identidad sexual no siempre es algo fijo y estable.
Algunos viven historias de amor con una persona del mismo sexo y se consideran a sí mismos como heteros, pues en el caso de cortar buscarían, esta vez, una pareja del otro sexo.
Lo complicado para ellos es como integrar estos vaivenes en sus vidas y poder ser entendidos por sus parejas nuevas y antiguas. Y por el entorno que les rodea.
Es muy común que al que pasa a tener una relación hetero se le califique de “gay encubierto”. Que se piense que no se acepta y que lo que está haciendo es engañarse durante algún tiempo, pero que antes o después la cosa explotará y volverá a tener relaciones gays.
Esto no es así en todos los casos, aunque pueda serlo en algunos. Probablemente vivan mucha presión social y no se llegan a aceptar como gays. Son estos los que, todavía (en una época de normalización gay) piden tratamiento para reorientar su sexualidad, huyen de sus propios sentimientos y se aferran a una relación con una persona del otro sexo, que les “normaliza” su vida social y personal.
La variabilidad humana es infinita y no deberíamos tener prejuicios si alguien nos cuenta que está pensando en este cambio.
¿Por qué no podemos aceptar que un amigo gay se vuelva hetero? Cuando, curiosamente pedimos que nuestros amigos heteros nos acepten cuando viven nuestro descubrimiento de que somos gays o nuestra salida de armario.
Probablemente una causa de ese rechazo sea debido al esfuerzo enorme que hemos tenido que hacer para aceptarnos como gays, decirlo en nuestro entorno y salir del armario. Podría ser vivido como una especie de traición a nuestra causa. Pero lo que para muchos no es una elección, pues nos vemos compelidos a vivir nuestro deseo unidireccional, para otros es más ambiguo o es bidireccional y pueden volver sobre el camino andado, quizás para siempre.
Si no estuvieramos tan marcados por el heterosexismo, que fuerza a delimitar en dos únicos grupos, gays y heteros, las posibles orientaciones sexuales, veríamos que es posible una gran variabilidad en la línea del continuum del que hablaba Kinsey, existiendo muchos grados entre dos extremos: de homosexualidad exclusiva y heterosexualidad exclusiva.
Reivindiquemos libertad para todos, incluso para los que sientan o piensen que quieren volver a cambiar de acera una vez más. Tendríamos que pensar que en vez de caminar por dos aceras excluyentes, por donde vamos es por una “zona peatonal” que permite situarse en lugares diversos que no se oponen, y que permiten mucho juego si ese es nuestro deseo.

abril 2007
Zero 97